Pasa en Bangkok y el día menos pensado, Madrid acabará igual, tomando en cuenta las ansias que tienen nuestros gobernantes de llenar la ciudad de vías. Como dicen por ahí: "Según pasa el tiempo, ya ni te das ni cuenta". Pero cuidado, hablamos de un tren y sí hay que darse cuenta, porque una muerte siendo arrollado mientras comprabas tomates, no es nada digna.

Enlace: Train Runs Through Bangkok Market | Vía: Menéame