Toca leer entre líneas para darse cuenta de que para tener un iPhone en España habría que esperar hasta el año que viene:

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha reconocido hoy en Londres que la multinacional española está en conversaciones con la estadounidense Apple para vender el nuevo teléfono iPhone en España, algo que no ocurrirá en cualquier caso hasta la primera mitad de 2008.

En una reunión con corresponsales españoles en la capital británica, Alierta ha señalado que Telefónica está hablando sobre la distribución de ese dispositivo, "igual que lo están haciendo las demás compañías" españolas.

Primera mitad de 2008 no es un tiempo óptimo para la llegada de un producto tan importante de una marca con cada vez mayores seguidores en España, sobre todo tomando en cuenta que en Estados Unidos ya se ha vendido un millón de iPhones. Todo por la puja para la firma de un contrato. Lo que pasará es que la moda de traerlo de otros países en los que esté disponible, crecerá, y con los métodos amigables de hacerlo totalmente funcional, pues finalmente no será un negocio tan redondo.

Ahora bien, si al menos hay que esperar al año que viene, esperemos que durante el proceso no nos vodafonicen el teléfono.

Enlace: Telefónica en conversaciones con Apple por el iPhone