En este blog he escrito muchísimo acerca de los disparos en contra de la libertad de expresión que se hacen en México, a quienes somos extranjeros; una gran mayoría de mexicanos usan como excusa el Artículo 33 para intentar, a su gusto y muy personal punto de vista, callar a las personas que no tenemos la "suerte" de haber nacido en su país pero que vivimos ahí desde hace años (10 en mi caso), de la misma forma en que millones de mexicanos deciden irse a vivir a Estados Unidos y sienten total libertad para expresar sus opinión de manera pública y abierta aunque no estén el país donde nacieron.

El sábado pasado les contaba como cuatro catalanes están detenidos, sin motivo claro, en el Instituto Nacional de Migración algo que Global Voices Online, un blog que admiro (¿o admiraba?) recogía enlazando a uno de esos sitios con autores de poco criterio quien está abiertamente en contra de la libertad de expresión mencionando indiscriminadamente el infame Artículo 33 para, según el, justificar la extraña detención de estas personas.

Global Voices Online es un blog donde siempre se ha defendido e impulsado la expresión de las personas sin importar su nacionalidad, por algo el título. ¿Por qué ahora enlazan a blogs que están en contra de la libertad de expresión e intentan coartarla tan solo por la nacionalidad de las personas que la intentan ejercer?