Esto me recuerda al capítulo de Seinfeld en que George insiste en llamar "7" (Seven) a su hijo o hija aún no nacida. La arroba en inglés se pronuncia at y si se extiende el sonido de la T suena como ai ta que en mandarín significa "le quiero".

Li Yuming, el padre del hijo no ha dicho si el nombre fue aceptado o no, pero el gobierno chino anunció hace no mucho que nombres con numerales o idiomas extranjeros estaban prohibidos; para colmo hay 60 millones de chinos que no pueden escribir sus nombres en ordenadores porque usan caracteres muy antiguos.

Enlace: Una pareja china intenta llamar a su hijo "@"