La NICIAMT, un organismo ruso que se encarga de informar a los usuarios de la seguridad de los choches, ha hecho un prueba de un coche de fabricación china.

La marca es Chery Cowin, y lo cierto es que visto por fuera, da una buena impresión estética por un bajo precio. Pero una vez hechas las pruebas de seguridad...

No es por caer en tópicos, pero si es barato y además chino, sospecha.

Enlace: Chery Amulet crash-test | Vía: Motorfull