El Red Ring of Death es un error que dan las Xbox 360: son 3 luces rojas que indican un fallo en el hardware y que hacen imposible la utilización de la consola. Se supone que la principal causa de este error es el sobrecalentamiento del aparato.

Tras comenzar sus ventas en el 2005, Microsoft reconocía que entre un 3% y un 5% de las consolas producidas podían lanzar dicho error el día menos pensado. Con la aparición de nuevos casos, el número llegó a situarse entre el 25% y el 33%. Hasta un día inesperado en el que salieron consolas dañadas por todas partes, y se nos advirtió: Todas las consolas podrían dar el error.

La maquinaria se puso en marcha y haciendo gala de bondad -y perdiendo 736 millones de euros de sus arcas-, Microsoft amplió la garantía de la consola hasta los 3 años, aboliendo así la anterior que sólo cubría un año. Meses antes, la garantía era de 90 días y había que pagar 140 dólares para apagar las lucecitas. Lo dicho, un growing pain en toda regla.

Ahora, y después de que se desatara la locura de querer cambiar la consola, "no vaya a ser que sea la mía la agraciada", son muchas las consolas que están siendo devueltas dado que muestran 4 luces rojas, que no indican la muerte de la consola, sino que el cable de vídeo que conecta consola y televisor, está desconectado.

En Microsoft ya están pensando en desactivar el código de las 4 luces, aunque no dicen nada sobre el que enciende solo 3. Eso sí, no canten victoria, ya que la garantía se ha ampliado, pero un día de estos puede tocarle a alguno de ustedes. Mientras, la compañía saca un disipador que no sirve para nada, y que parece ser superado por un montón de toallas.

Enlace: XBox 360: Red Ring of Stupidity