Este es, indudablemente, el WTF del día: El dueño de una concesionaria de automóviles de Atlanta, en Estados Undidos, aparentemente mató a dos de sus empleados porque le exigieron un aumento de sueldo:

Rolandas Milinavicius fue acusado formalmente durante una audiencia judicial por los asesinatos de Inga Contreras y Martynas Simokaitis cometidos el jueves de la semana pasada.

Fuentes policiales dijeron que Milinavicius aparentemente tenía problemas financieros y se enfureció cuando los empleados se presentaron para solicitarle un incremento salarial.

Milinavicius, de 38 años, se entregó a la policía el pasado fin de semana y confesó haber sido autor de los asesinatos y que los perpetró en un momento de intensa presión psicológica, dijo un portavoz de la policía.

Enlace: Mató a dos empleados porque le pidieron aumento de sueldo | Vía: Enchílame