Según Scott R. Maier, profesor del School of Journalism and Communication de la Universidad de Oregon, los periódicos se equivocan a diario, pero eso no es lo peor: según un estudio realizado por el maestro, sólo un 2% de esos errores son rectificados.

Maier y sus alumnos recopilaron 3.600 noticias de 10 diarios, para luego contactar a las fuentes primarias citadas o testigos, y comprobar si había errores en dichos artículos. ¿El resultado? El 69% de las fuentes respondieron a la encuesta con una problemática cifra: 2.615 errores en 1.220 noticias, que sólo dieron lugar a 23 correcciones públicas.

Se podría alegar que el error se mantiene en el que metió la pata y por eso no se rectifica, pero resulta que 130 de las fuentes consultadas se habían puesto en contacto con el periódico para comunicarles el error, y tan sólo 4 lograron que el diario entonara públicamente un mea culpa.

En su mayoría se trataban de errores en edades y en el deletreo de algún apellido, pero ya se han dado casos realmente terribles, que pueden ser descubierto incluso por un niño. Tendremos que fijarnos más a la hora de cumplir con una de las funciones de los medios de comunicación: informar y entretener. Por supuesto, habrá que aplicarse el cuento a la hora de rectificar.

Enlace: Reign of Error | Vía: Malaprensa