Dicen las estadísticas que para el año 2050, las minorías étnicas y raciales conformarán el 50% de la población de Estados Unidos. De momento, el crecimiento es relativamente rápido, y el año pasado, el gran país alcanzó los 100 millones de habitantes pertenecientes a este conglomerado.

De momento, y según el Census Bureau, en el 10% de los condados Estadounidenses los blancos no hispanos son minoría; siendo así, menos de la mitad del censo poblacional en 303 de los 3.141 condados del país. Un número que aumenta bastante respecto a los 262 condados del 2000 o los 183 del 90.

Como curiosidad, el Condado de Los Angeles parece ser el más multirracial, ya que allí se concentra el mayor número de Hispanos -4,7 millones-, de Asiáticos -1,4 millones-, de Indios Americanos y Nativos de Alaska -150 mil-; y es además, el segundo más poblado por Negros -1 millón-. Resalta muchísimo que allí, el número de Blancos No Hispanos solo llegue a los 2,9 millones.

Tal y como dice el reportaje de la CNN, es una realidad que cada día se hace más palpable en Estados Unidos, y en menor medida en otros países como España, donde el más reciente censo del INE calcula el número de inmigrantes censados en 4.482.568, casi el 10% de la población -eso sin tomar en cuenta la inmigración ilegal-.

En muchas ocasiones, los crecimientos de este tipo deben ser tratados con mucho cuidado, aunque poco a poco se crea una sociedad distinta y mucho más rica culturalmente, ya que se adaptan los elementos de la cultura propia, con la de los que vienen de fuera.

Enlace: Minorities become the majority in 10 percent of U.S. counties