Después de que Jimmy Camp haya usado grabado todo su disco Captain America directo al iPod el interés por usar el reproductor digital como un mini-estudio de grabación ha crecido muchísimo. El HOWTO Wiki de Wired enseña cómo hacerlo igual que el músico, pero importante: la mezcla es en vivo, después no podrás insertar loops o sampleos, en pocas palabras, nada de post-producción directa al iPod.

  1. Usa tres micrófonos: Uno para el instrumento principal, uno para la voz y uno para el sonido ambiental de donde estás grabando, los conectas a un mini-mezclador y eso a su vez lo conectas a la entrada de sonido del TuneTalk de Griffin que va conectado a al iPod.

  2. Graba, graba y vuelve a grabar: Si no estás pagando por tiempo de estudio puedes grabar varias veces la misma canción y después elegir la que te quedó mejor.

  3. Intenta diferentes habitaciones: Graba las canciones por toda tu casa incluyendo el baño y escucha la diferencia en el sonido ambiente, también experimenta poniendo o quitando alfombras en el piso.

  4. Tu música para todo el mundo: Jimmy Camp grabó 10 canciones y las envió al iTunes Store en 3 días, haz lo mismo, sin miedo. Yo las filtraría en algún tracker de Bittorrent o las pondría en MySpace.