Navarra, es la única autonomía de España en la que está prohibido el aborto, a pesar de que esta práctica se permite en el país desde el año 1985. De por sí, esto es un gran retraso, aunque podríamos tacharlo de un caso de hipocresía institucional porque en Navarra se aborta, pero fuera:

La sanidad pública navarra remitió a los servicios de otras comunidades autónomas a 67 mujeres de la comunidad foral que solicitaron la interrupción del embarazo en 2005, último ejercicio para el que dispone de esta información.

Según datos del Ejecutivo navarro a los que tuvo acceso Servimedia, en todos esos casos la sanidad pública navarra se hizo cargo de los gastos originados a los servicios sanitarios de otras comunidades autónomas, así como de los gastos de transporte y dietas.

Ahora, al menos ya existe la intención de acabar con esta situación tan absurda: el Partido Socialista exigirá al grupo político gobernante que se acabe con esta prohibición. Menos mal que Chespirito no vive en Navarra.

Enlace: Navarra paga transporte y dietas para que sus ciudadanas se vayan a abortar fuera de la comunidad