En España se paga el hijo a 2.500 euros por cabeza. Hay quien dice que eso podría incitar a más de uno a procrear para embolsarse dinero público sin tener que robarlo ser funcionario. Pero nada más lejos de la realidad, ya que al común de los mortales, no le sale rentable.

Algo más lógico es lo que en Varallo Sesia -Italia-, donde su alcalde ha iniciado un plan para combatir las panzas sobredimensionadas, de la manera más material posible:

El alcalde de la pequeña localidad italiana de Varallo Sesia, Gianluca Buonanno, ha puesto en marcha un curioso plan contra la obesidad que incluye un premio de 50 euros a quienes adelgacen tres kilos al mes, en el caso de las mujeres; y cuatro, para los hombres. La iniciativa del municipio piamontés, para la que se han destinado 10.000 euros, prevé además la entrega de cien euros adicionales a quienes mantengan ese peso en los siguientes cinco meses.

Para apuntarse al carro -como ya están haciendo muchos-, hay que presentar un certificado de obesidad que se consigue en cualquier farmacia, para luego seguir una dieta personalizada, hecha por un médico del ayuntamiento. Incluso comienzan a prepararse cursos gratuitos de gimnasia para los fines de semana.

Lo curioso, es que la medida ha sido alabada por la Ministra de Sanidad del país, Livia Turco, que además llama a otros ayuntamientos para que sigan el ejemplo. Y esa es la gran capacidad del dinero: incluso nos hace reconocer que tenemos un problema y nos empuja a obligarnos a resolverlo. Es lo típico: Por la plata baila el mono. La de cosas que hará la gente por la vil moneda...

Enlace: Adelgaza 3 kilos y te doy 50 euros | Imagen: Jupiter Images