Hay ocasiones en las que escuchamos una canción y nos gusta, el gran problema surge cuando no sabemos quien la canta y mucho menos el título de la misma. Hay veces en las que el amigo sabelotodo, ese All Music con gafas de pasta; te resuelve la incógnita, pero otras tantas nos toca aguantarnos.

Pero para eso está la tecnología; para facilitarnos la vida, entre otras cosas, permitiendo que acumulemos canciones de verano que suenan en la radio y en la televisión. Aquí algunas soluciones:

  • Midomi: Lo típico en estos casos. Tararea o canta la canción a través de un micrófono y con suerte el servicio te dirá de cual se trata. Como el tarareo es tan subjetivo -a todos no nos suenan las canciones de igual manera-, los resultados no suelen estar del todo afinados.

  • Iden.tify.us: Es una red social compuesta por los típicos sabiondos musicales. En este caso hay que subir un fragmento de canción, o bien, de letra.

  • Wat Zat Song: También está hecha en forma de red social. En este sitio debes rellenar un formulario y a continuación puedes arrancarte a cantar lo que recuerdes de la canción, o subir un fragmento de la misma, para conocer título y cantante.

  • Tunatic: se trata de un programa para Windows y Mac OS X, al que debes poner a escuchar la canción a través de un micrófono. El software se encarga de enviar el trozo de canción escuchado a una base de datos, y siguiendo determinados patrones, devolver posibles resultados. Eso sí, sólo suele funcionar con grandes éxitos reconocidos a nivel mundial. Aunque es la mejor solución, llevo toda la mañana intentando acceder a su web o utilizar el programa, y no responde.

  • VisualRadio: Lo mejor en ocasiones es ir a lo seguro. Se trata de un software que viene incluído en los modelos de Nokia de nueva generación. Al sintonizar alguna emisora FM a través del móvil, podrás ver el título de la canción, quien la canta y el álbum al que pertenece. Incluso puedes ver el nombre y la foto del locutor de turno y además comprar o bajar los ringtones de las canciones que vas escuchando. El problema es que necesitas tráfico de datos en el móvil y sólo funciona con unas pocas emisoras y en determinados países.

Y ojo, los linuxeros despistados musicalmente, también tienen una posible solución. Así quedamos todos con la curiosidad satisfecha.