El contrato mediante el cual la iTunes Store puede vender el catálogo de Universal Music, está a punto de finalizar, y todo indica que la compañía discográfica no está en disposición de renovarlo a largo plazo. Ah, eso sí que es dispararse en el pie.

Imaginen, Universal quiere dejar de vender sus canciones en la tienda de música online que mejores resultados obtiene en la actualidad. Por ahí se habla de que el contrato podría terminar, porque siguen en desacuerdo con los precios de la tienda.

Y volvemos a lo mismo. Las ansias de dinero por parte de las grandes discográficas, son la principal razón de la piratería: primero, por los altos precios de los discos; y ahora, abandonan una salida legítima y eficaz a las descargas de música a través de internet, por simples cuestiones monetarias. Podríamos decir que en Universal quieren dinero fácil. Deberían trabajarselo, sino miren a EMI como grita a los cuatro vientos los buenos resultados de su acuerdo con Apple.

La cuestión es que ahora, el contrato que une a la tienda de Apple y a los artistas de Universal, se renovará mes a mes, en lugar de los 2 años habituales. Esto nos da una mínima idea de la otra razón por la que la piratería está matando a la industria: sus directivos, bien acomodados en su despacho, tomando decisiones importantes sin enterarse aún de que las reglas del juego han cambiado.

Enlace: Universal Music plays iTunes hardball with Apple