Juguemos a cambiar iconos y carpetas por elementos de la vida real, para realizar las tareas habituales que realizamos con nuestros ordenadores...

Aunque no quiero pensar en el desorden que se puede armar... si ya tenemos uno en nuestro escritorio del ordenador, imaginen como sería en uno de verdad.

Enlace: Reality Desktop | Vía: The Wired Blog