... con todo lo que ello conlleva. Desde luego, nadie dudaba de que Chavez haría hasta lo imposible por alargar su mandato, aunque ello pase por reformar la constitución venezolana. Todo indica que tendremos a Chavez durante mucho tiempo en el gobierno venezolano:

Chávez ha confirmado que en los próximos días presentará su plan de reforma de la Constitución vigente desde 1999, la que incluirá que pueda ser reelegido. "Si producto de esa propuesta ustedes, el pueblo, me echa de aquí, me voy; yo no tengo problema, ha dicho el presidente.

Tras remarcar que la posibilidad de la reelección sin límite sólo la propondrá para sí mismo y no para otros cargos de elección popular, Chávez ha remarcado que "dentro de poco voy a entregar mi propuesta y yo asumo la responsabilidad" por ella. "La proyección es hasta el 2021, por lo menos", ha dicho.

¡Estamos hablando de 14 años! Y por supuesto, en todas y cada una de las elecciones que se celebren, Chávez saldría elegido como justo y legal presidente de la República. ¿O acaso lo dudan? Esto siempre será un problema por el carácter y las estrategias políticas de este hombre. ¿Su más reciente perla? Algo que me recuerda mucho a México:

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez ha ordenado a la Vicepresidencia y a los ministerios del Interior y Exteriores expulsar del país a los extranjeros que hablen mal de su Gobierno, de lo que ha parecido exculpar a corresponsales extranjeros.

"Ningún extranjero puede venir aquí a atacarnos. Cualquiera que lo haga será expulsado del país", ha señalado el mandatario en su programa dominical de radio y televisión, Aló Presidente.

Aquí huele a Fidel... y de mala manera.

Enlace: Chávez ordena expulsar a los extranjeros críticos con su Gobierno