Creí que nunca diría la siguiente frase, pero: un joven chino ha muerto al explotar la batería de su teléfono móvil. Con las explosiones de batería que tan de moda se han puesto, no era de extrañar que esto sucediera, pero lo cierto es que la historia, que de por sí tiene un final feliz, acaba peor.

El muchacho de 22 años falleció **cuando la batería del móvil que llevaba en el bolsillo de su camisa explotó**. Dicha explosión causó una fractura en sus costillas, que terminaron por perforar el corazón. El móvil, marca Motorola, podría haber tenido algún fallo de fábrica o habrían influído las altas temperaturas del lugar del trabajo del fallecido, que se dedicaba a la siderurgia.

Lo peor de todo es que, aunque Motorola ha enviado a un grupo de representantes para participar en la investigación, **la madre del chico solo ha recibido 17.763 dólares como indemnización**, por una muerte provocada por un accesorio que vale menos de 70.

Ahora bien, donde tenemos que llevar los aparatos los que vamos rodeados de ellos. Habrá que enviarlos por mensajería cuando uno se tenga que desplazar. Madre mía, y yo con el móvil siempre en el pantalón...

Enlaces: [Muere un joven chino al explotarle la batería del móvil en el bolsillo](http://www.europapress.es/noticia.aspx?cod=20070704132354&ch=69) | [Un joven chino muere tras explotar la batería de su móvil](http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/joven_chino_muere_explotar_bateria_1689190.htm)