Si creían que la coreografía de Thriller, montada por 1.500 presos filipinos, era sorprendente, la que hicieron de Sister Act puede ser calificada como hilarante...

Y eso no es todo, también se marcan un bailecito a ritmo de Radio Gaga de Queen. Bryan García -asesor de la cárcel- reconoció que 2 ex reclusos se convirtieron en bailarines profesionales. Ellos ya saben que son la sensación de internet, ¿tendrán su propia gira cual comedia basada en la pop culture americana? Lo que yo digo: YouTube hace daño.

Enlace: Los presos se unen al fenómeno YouTube