Que los marihuanómanos de la sala no corran a reservar billete de avión para el estado norteamericano. He dicho medicinal. Ello quiere decir que todos los pacientes afectados por enfermedades como el sida, cáncer, glaucoma o epilepsia, **podrán tener en casa su planta de marihuana para tomar dosis que calmen sus dolores**.

Desde el departamento de salud se hace hincapié en lo de tener la planta en casa, ya que no tienen diseñado ningún plan de distribución. *De momento, proveemos el acceso. Más adelante ya veremos"*, dijo la portavoz de dicho departamento. La nueva normativa, que llega desde la oficina del alcalde, permite tener como máximo 4 plantas y 3 semillas.

Ahora bien, desde la oficina del Sheriff no lo tienen muy claro, y creen que esto generará un problema, ya que **las leyes federales siguen tratando a la marihuana como una droga ilegal**, sin importar su uso. De todas formas, este es un paso importante para los que abogan por la planta para su uso medicinal, aunque deberán superar un escollo importante: los aprovechados que sólo la usan para *relajarse*.

Enlace: [State to allow patients to grow own pot](http://kob.com/article/stories/S126717.shtml?cat=500)