Amnistía Internacional denuncia algo realmente terrible: Entre 19.000 y 25.000 personas están condenadas a muerte en todo el mundo. Tan solo el año pasado, se ejecutaron a 1.591 personas, la gran mayoría en China, Irán, Pakistán, Irak, Sudán y Estados Unidos.

China se lleva la palma con el 61% de las ejecuciones, algo que no es muy difícil tomando en cuenta que las leyes de allí estipulan este castigo para 68 delitos, incluyendo los de fraude fiscal, malversación de fondos y drogas. Luego hay que contar los métodos poco agradables de países como Irán, Irak o Sudan, donde se tiende a la lapidación, flagelación, amputación de miembros o ahorcamiento.

A día de hoy, 128 países han abolido esta práctica total o parcialmente. Pero aún quedan otros 69 donde la gente paga sus errores con una muerte dolorosa que no merece nadie. Viendo el mapa, la cosa en Asia o en África debe clasificarse como desalentadora -en rojo los países donde se practica-.

A pesar de esto, me gustaría hacer una pregunta a la gente de Amnistía Internacional, viendo el mapa referente a América: ¿Pena de muerte en República Dominicana o Puerto Rico? Yo diría que al menos legalmente, no sucede así, pero habrá que ver los parámetros bajo los cuales se hicieron estos estudios.

Enlace: Miles de personas condenadas | Vía: Menéame