¿Han escuchado alguna vez eso de trabajar como una abeja? Siempre se ha dado a las abejas subordinadas ese trato de obreras. Y todo ese sufrimiento proletario tiene una explicación de lo más sorprendente, según un estudio científico reciente:

Los investigadores dijeron que encontraron el secreto del dominio de la abeja reina sobre el resto de la colmena: les "lava el cerebro".

Las abejas reina expelen una sustancia química que actúa directamente en los cerebros de las abejas obreras, dijeron los científicos en un estudio que apareció en la revista Science. Las obreras, el resto de las abejas hembras, no se reproducen, y atienden a la reina.

Que, por favor, alguien analice el agua que nos tomamos para entender finalmente el por qué de la precariedad laboral que sufren sobre todo los jóvenes, y que siguen soportando sin queja alguna con la perseverancia como única esperanza futura.

Curiosamente este estudio de la revista Science, agrega que a medida que las abejas crecen y pasan más tiempo fuera de la colmena "las obreras recuperan la capacidad de aprender a protegerse a sí mismas, con lo que sus posibilidades de supervivencia aumentan notablemente". Bien podrían estar hablando de algún país divorciado de la democracia.

¡Qué parecido entre el mundo animal y nuestra odiosa realidad!

Enlace: Abeja reina "lava el cerebro" de obreras para dominarlas