Vazquez FigueroaAlberto Vázquez-Figueroa, cansado de tener que lidiar con mafias... perdón, con editoriales, ha decidido liberar los libros que publique a futuro, aunque el primero, Por 1.000 millones de dólares ya puede ser descargado. Un gran salto de las declaraciones muy poco afortunadas del pseudo-gurú Paulo Coelho que obligó a su sobrina a borrar sus obras compartidas en redes P2P.

Parte de las declaraciones de Vázquez-Figueroa:

A partir de ahora mis novelas se editarán simultáneamente en edición ‘cara’, de las llamadas ‘de tapa dura’, en edición de bolsillo a mitad de precio, podrán descargarse gratuitamente en “Internet” y todos los periódicos o revistas que lo deseen están autorizados a publicarlas al estilo de las antiguas novelas por entregas con la diferencia que en este caso no tendrán obligación de pagarme nada en concepto de derechos de autor

El mundo del libro tiene la enorme suerte de que no resulta rentable a los ‘piratas’ del ‘Top-Manta’ que tanto daño hace a las industrias del cine y la música, pero por eso mismo, y por la gran competencia de la televisión y todo tipo de deportes de masas, los que lo gestionan deberían plantearse un cambio radical e intentar conseguir lectores antes que beneficios.

Sin lectores no hay beneficios, y cuando haya muchos lectores ya llegaran los beneficios”.

Esta última línea es especialmente interesante y sobre todo importante, es que hay que empezar a liberar la cultura de tantas sociedades de gestión de derechos, de disqueras, de editoriales y de estudios.

Enlace: Vázquez-Figueroa se apunta al copyleft