En España, Telefónica empezará a ofrecer pronto su VDSL que permite alcanzar una velocidad de hasta 52 Mbps de bajada y 13 Mbps de subida. Esto dependerá de la distancia entre la casa del usuario y el repartidor de la zona, por ejemplo, a los 1500 metros de distancia se podrían alcanzar los 25 Mbps de bajada.

De momento, la compañía necesitará cablear muchas zonas para hacer posible la puesta en funcionamiento de este nuevo servicio, para lo que ya se están pidiendo los permisos necesarios. Al parecer, ya hay 30 nodos totalmente preparados y la instalación y despliegue podría ser gratuito para el usuario.

Además de una mayor velocidad de conexión, esta nueva oferta incluirá televisión en Alta Resolución, y las primeras pruebas podrían realizarse a lo largo de este verano. Habrá que esperar para ver los precios mensuales de la conexión, aunque creo que es realmente rentable tener una conexión de este tipo, siempre y cuando sean de 50 a 25 megas reales.