Resulta divertido el control de calidad que nos muestra Lenovo en su más reciente campaña publicitaria.

¿Será cierto que el desarrollo de un nuevo modelo de portátil pasa por todas estas pruebas? La verdad es que les falta hacer la peor prueba y la que conlleva el mayor número de averías y accidentes: la de la Ley de Murphy.

Enlace: “EL” anuncio de Lenovo