Realmente curiosa hasta donde puede llegar la paranoia terrorista en Estados Unidos. Cecilia Beaman, una abuela de 57 años ha sido multada con 500 dólares y fichada en el registro de alerta contra terroristas. ¿Su delito? Haber dejado en su bolso, el sandwich que se había preparado junto al cuchillo que había utilizado.

Aunque la abuela se disculpó, un agente de la Administración de Seguridad en el Transporte en el Aeropuerto de los Angeles le dijo: "Usted ha cometido un crimen y ahora es considerada una terrorista". Algunos agentes de seguridad deberían dejar de ver 24, desde luego.

Ahora ya lo saben, cuidado con estos accidentes, o podrían ir a dar ustedes a Guantánamo a la mínima. Así que ya saben, según indica la TSA: nada de armas, dinamita, fuegos artificiales, gasolina, granadas de mano o Nunchakus en mano. ¡Ah sí, y nada de pedos!

Enlace: Grandma with bread knife fined and placed on terrorist watch list