Muchos podrían echarle menos años, y sin duda más de uno lo confirmará como una de las grandes comodidades tecnológicas de las últimas décadas. Este miércoles se cumplen 40 años desde la instalación del primer cajero automático en un Barclays Bank de Enfield -al norte de Londres-.

La gente podía disponer de su dinero cuando quisiera, sin necesidad de arriesgarse a guardarlo en casa o de tener que cumplir con los horarios del banco para retirarlo. Aquel primer sistema se llamó DACS (De La Rue Automatic Cash System) y fue inventado por John Shepherd-Barron.

Se cree que cada 7 minutos se instala un cajero automático en el mundo, y habría muchas probabilidades de que fuera en Japón o en España, los 2 países donde hay más cajeros automáticos por habitantes. Se calcula que el 60% de los usos de estos aparatos son para sacar dinero, pero a estas alturas ya permiten pagar recibos, recargar móviles de prepago e incluso comprar entradas para algún evento.

¿Qué será lo siguiente? Se habla de detectores de calidad de billetes, sensores biométricos que verificarán huellas dactilares en dedos vivos e incluso se habla de un sistema anticoacción conformado por la lectura de las huellas de 3 dedos diferentes. Eso sí, de los problemas con Windows no nos salva nadie.

Enlace: El cajero automático cumple 40 años