Uno de los pocos países que persiguen *con la ley en la mano* a la gente que se descarga archivos por redes P2P es Suecia. Desde el 2005 las leyes de aquel país lo prohiben terminantemente, a diferencia de otros países como España, donde solo es delito si se hace con fines comerciales -por mucho que le moleste a la SGAE-.

Así que si viven en Suecia, lo mejor para descargar archivos suele ser, o darte un paseo por Finlandia o directamente no bajarte nada, a riesgo de que te suceda lo mismo que a Jimmy Sjostrom:

> El Tribunal de Apelaciones secundó un veredicto de un tribunal inferior de octubre del año pasado que condenaba a Jimmy Sjostrom, de 45 años, a pagar 20.000 coronas suecas (unos 2.100 euros) por infringir los derechos de propiedad intelectual al compartir cuatro archivos de música.

No pienso hacer un discurso de música sinfónica y bandera ondeando a mis espaldas. Sólo espero que en Suecia gane las elecciones el [Partido Pirata](http://www.elmundo.es/navegante/2006/01/04/cultura/1136370678.html), o que al menos ese estúpido sistema legal servil a Hollywood no sea copiado por países más cercanos, o en el que vivimos.

Enlace: [Condenado a pagar 2.100 euros por compartir cuatro canciones](http://www.20minutos.es/noticia/246957/0/compartir/canciones/p2p/)