Muchas veces, la vida enseña muchísimo más que la Universidad, sino miren a Bill Gates. Es el hombre más rico del mundo y dueño de una de las empresas más importantes del planeta y un detalle importante: abandonó la universidad para fundarla.

Gates, que nació en Seattle en 1955, empezó en 1973 estudios de derecho en Harvard junto con Steven Ballmer (quien posteriormente se convertiría en su socio), pero en 1975 dejó a un lado su educación para dedicarse por completo a Microsoft, la empresa que fundó junto con su amigo Paul Allen.

Ahora, la misma Universidad de Harvard que abandonó, le ha hecho entrega del diploma y doctorado Honoris Causa en Derecho por sus labores humanitarias con la fundación que dirige junto a su esposa. Así que ya lo saben, muchas veces es mejor seguir el corazón y la intuición, que matricularse en una carrera universitaria solo por seguir una costumbre.

La verdad es que Gates no tiene cara de abogado, todo lo contrario al agresivo Steve Ballmer. La revista TIME cuenta toda la historia del Bill universitario, y en la página de la fundación, pueden ustedes leer su discurso de agradecimiento.

Enlace: Bill Gates obtiene su primer título universitario