Los otakus se toman muy en serio sus cosas. Tanto que se golpean hasta morir y por el camino atraviesan edificios, provocan explosiones y hacen flotar las piedras con su energía...

Se trata de un corto argentino dirigido por Andres Borghi de Kamikaze Producciones. Y es que como yo digo, ahí fuera hay gente con mucho talento, fantásticas ideas y poco dinero.

Enlace: Otakus | Vía: Dragon Ball real