En la historia de nuestra vida como usuarios de internet, al menos una vez hemos sufrido el cierre de algún sitio o servicio favorito, por este haber sufrido el acoso de los abogados pagados por las grandes industrias. Según Mashable, este es el Top 10 de los sitios asesinados por los abogados:

  1. OLGA. El Online Guitar Archive. Un lugar que recopilaba partituras de guitarra.
  2. Napster. El original. El que no era de pago y abrió la veda para lo que hoy conocemos como P2P.
  3. Lik-Sang. Era una tienda de productos de importación. Cerró por culpa de Sony.
  4. Fonpods. Un servicio que te permitía escuchar podcasts a través de tu teléfono móvil.
  5. Grokster, i2hub, WinMX. Captaron a los naufragos de Napster para luego acabar de la misma manera.
  6. SuprNova. Uno de los mejores trackers de BitTorrent que existió hace unos años.
  7. MP3.com. Era un servicio legal, hasta que se les ocurrió permitir a sus usuarios hacer una especie de backup de su música en sus servidores. Eso cabreó a las discográficas, que demandaron a la página y ganaron. Luego lo compró Vivendi, que a su vez lo vendió a sus dueños actuales: CNET.
  8. Singing Fish. Un buscador de audio y vídeo que compró AOL en 2003. Al final lo dejaron morir sin explicación alguna.
  9. Alexaholic. Es un servicio de comparación de estadísticas entre diferentes sitios. El que no perteneciera a Alexa, les hizo ganar muchas cartas de Cease & Desist y finalmente tener que abandonar el nombre.
  10. Pandora. Si no vives en Estados Unidos, olvídate de disfrutar del servicio, por complicaciones en la negociación de los derechos internacionales de los artistas y canciones emitidas.

En el listado echo de menos un programa P2P que siempre recordaré: AudioGalaxy. Y esta es la principal razón por la que los geeks también odiamos a los abogados -¿es que alguien les quiso alguna vez?-.

Enlace: Death By Lawyer: 10 Cool Sites We Miss | Vía: Culpa de los abogados