Sobre la selva y sobre los animales, siempre hemos escuchado muchas cosas, pero quizás la más recurrente es esa de que allí impera la ley del más fuerte: o comes, o te comen. También se suele decir que lo que más diferencia a los animales de los hombres, es la capacidad de este último para pensar.

Pues bien, gustosísimo cambiaría una parte de mi cerebro por el instinto de los animales de este vídeo. Atención: 3 especies se pelean por sobrevivir y como allí no hay empleos ni supermercados, lo hacen como buena y salvajemente pueden.

Viéndolo bien, en el fondo nos parecemos mucho a los animales. Este vídeo bien adaptado podría ser perfectamente una película de Spike Lee. Sólo hay que cambiar Sudáfrica por Nueva York, búfalos por negros pandilleros, leones por policías blancos y cocodrilos por mafiosos rusos. Sin ánimos de ofender, claro.

Enlace: When animal worlds collide | Gracias: Miguel Ángel