Mientras tus padres tiran los muebles por estar viejos, hay otras tantas cosas que a medida que envejecen, aumentan su valor monetario. Es lo que pasa con una cámara de 1839 que ha sido subastada por la galería Westtlich en Viena.

La subasta -que se hizo por internet- tuvo un precio de salida de 85 mil Euros, y finalizó con la venta a un precio de 675 mil Euros por parte de un comprador anónimo.

La cámara de madera fue encontrada por casualidad en la buhardilla de un profesor de Estados Unidos; y es posible que sea el primer ejemplar de cámara fotográfica comercial. En aquella época el Daguerrotipo era de lo más moderno y no había tanto lío con los megapíxeles y con el zoom óptico. ¡Vaya manera de complicarse la vida!

Enlace: La cámara de fotos más antigua del mundo fue subastada en casi 600 mil dólares