Un retortijón es una forma de que nuestros intestinos se expresen, ahora bien, que te entren ganas de ir al baño en un lugar poco apropiado, es lo peor que le puede pasar a alguien. Por problemas gastrointestinales se han parado aviones, y ahora también partidos de fútbol.

Imaginen. Deben haber sido los 3 minutos más largos de la vida de Maximiliano Kadijevic. Ya es angustioso hacerlo cuando una persona te espera, no quiero yo pensar lo que se siente cuando todo el estadio te espera. Evidentemente, el equipo de nuestro portero suelto, perdió.

Enlace: Hasta los porteros van al baño | Vía: Permiso…voy al baño