Me encanta MAKE porque siempre te explican cómo hacer en tu propia casa, los inventos más inverosímiles pero increíblemente útiles. Lo que más recientemente me ha llamado la atención es esto...

Se trata de un dispositivo que te permite cargar tus gadgets que van por puerto USB, simplemente respirando. Según las instrucciones, lo único que hace falta es un lector de CD-ROM, un simple circuito electrónico y unas cuantas gomas elásticas.

Claro, yo agrego que habrá que no tener miedo al ridículo para engancharse al pecho, y no tener mucha prisa porque se recargen tus aparatos, porque tampoco es plan de que la gente crea que estas excitado.

Enlace: Breath powered USB charger | Vía: Breath powered USB charger