Llevo años usando Apple y soy un feliz maquero como muchos de ustedes lectores han notado (algunos dicen que Apple me paga por hablar de ellos pero no es el caso). La verdad es que Apple de perfecto no tiene nada y fuera de Estados Unidos pueden llegar a ser un verdadero y triste desastre.

Hace casi un año hice una lista de todos los problemas que he tuve con Apple durante dos años. La lista es larga y llena de problemas fácilmente corregibles si la empresa pusiera un poco más de atención al servicio post-venta que tienen.

Después de eso seguí teniendo problemas, un poco más leves pero no menos importantes: a Apple España le importo poco o nada y se retrasa más de una semana en la entrega de mi computadora, no importó mucho que haya comprado la laptop más cara que venden con un par de mejoras.

...pero esto no es mucho comparado a lo que le está pasando a Manuel Almeida de Mangas Verdes, quien después de años de usar una PC decide hacer el switch para que Apple España le restriegue su pésimo servicio en la cara:

Llevo ya más de un mes esperando por mi iMac y aún no hay fecha de entrega. No sé si es pura incompetencia, tráfico de influencias comercial o un maritirio que debe sufrir todo buen maquero. No sé si la culpa es de uno, de otro o de los dos. Pero me da igual. Impresentable. Y eso que ya es más que primavera, en… sí allí, en…

¿Cómo es posible que Apple permita la tardanza de 1 mes en la entrega de una iMac? no es un modelo recién lanzado que debería tener problemas de disponibilidad, es un tema de entregas, mal hecho, mal planeado, inservible.

En el otro lado del mundo, en Chile, Cristian Labarca (Huasonic) es víctima del tristísimo servicio de soporte técnico ofrecido por Apple y es obligado a pagar unos 60 dólares por (literalmente) la no-revisión de su máquina aún cuando su MacBook está dentro de la garantía y de paso recibe gritos de Mauricio Sommariva, el encargado de SyD Ingeniería, la empresa autorizada para hacer este tipo de trabajos técnicos.

¿Hasta cuándo Apple?