Por medio de imitación un niño autista de 4 años aprendió sus primeras palabras como “papá”, “mamá”, “hola” y “noche” imitando a un papagayo llamado Barney.

> “Barney transformó nuestras vidas”, afirmó al periódico la madre de 33 años. “Antes de tenerlo, Dylan intentaba hablar, pero sólo conseguía hacer ruidos”.

> Sin embargo, unos meses después de escuchar todo el tiempo al papagayo -un Ara ararauna de Sudamérica- comenzó a pronunciar palabras comprensibles. “Cuando lo llevo ahora a la cama, me dice: ‘noche, noche, mamá’”.

> Los médicos esperan que el pequeño aprenda ahora palabras con más sílabas de Barney. La terapeuta del lenguaje Hazel Roddham, de la universidad de Lancashire, cree que el fenómeno se debe a que el niño está contento cuando está con el pájaro.

Entre la atención que el niño le da al papagayo y el hecho que habla despacio, fue posible facilitar el proceso. Es interesante la interacción entre animales/humanos y los beneficios que nos pueden dar.

[Un papagayo enseña palabras a niño autista](http://www.milenio.com/index.php/2007/04/20/61003/) (Milenio)