Cuentan en NewLaunches que si pasas cerca de una de las dos oficinas de HSBC en Londres y tu teléfono móvil tiene el Bluetooth activado probablemente recibas publicdad (por ese medio) del banco, te pregunta si quieres recibir un aviso promocional, si contestas que sí pasa exactamente eso, lo recibes.

La pregunta es casi obligatoria, a mi esto me parece un caso terrible de spam, que se supone que son mensajes no solicitados con fines comerciales, justamente lo que está pasando cuando caminas cerca de una oficina de HSBC.

(¡Gracias Javier Sánchez!)