Off JpLa verdad me parece terriblemente molesto escuchar los 800,000 ringtones de teléfonos móviles en cualquier lugar público (especialmente en restaurantes o en el cine), pero el hecho es que una buena costumbre japonesa es la de tener el teléfono en modo vibrador cuando no estás en tu entorno doméstico, lo cuenta Antonio Delgado:

Las últimas dos semanas las he pasado en Tokio de vacaciones. Uno de los temas que he estado observando, ha sido el uso de los móviles en este mercado tan diferente al resto. En Japón existe un civismo tecnológico que manda por encima de la propia tecnología.

En dos semanas, sólo he escuchado una sóla vez la melodía de un móvil en un sitio público, la mayoría de la gente tiene el móvil siempre en modo vibrador cuando están fuera de su ámbito doméstico. Por otra parte, el uso intensivo del móvil, no se hace en conversaciones de voz, sino en el acceso a Internet (más allá del portal de inicio de la operadora de turno) a través del móvil. La competencia es tan brutal, que acceder a Internet desde el móvil es barato y asequible.

Lo mejor es empezar por uno mismo: la función de vibración de las BlackBerry es muy efectiva, mientras escribo esto le estoy quitando todos los sonidos y ringtones al mío y así espero hacerle la vida un poquitito más tranquila a los demás y tal vez así otros decidan seguir el ejemplo.