AirCell dará servicio a las aerolíneas que vuelen dentro de Estados Unidos para que ofrezcan internet inalámbrico (Wi-Fi) en el vuelo a los viajeros. Pagando 100 mil dólares por avión la empresa instala el equipo necesario que funcionará como un punto de acceso inalámbrico al cual computadoras, y otros dispositivos con estas capacidades puedan conectarse.

A diferencia del tiempo de instalación del ya extinto servicio de Boeing que dejaba sin servicio al avión durante una semana, AirCell solo tarda una noche y al viajero no le costará más de 10 dolares por día, y ofrecerán descuentos a usuarios de T-Mobile, iPass y Boingo.

(Vía Slashdot)