Microsoft aprende de **George W. Bush** y empieza a meterse donde no debe. Ahora resulta que tienen previsto lanzar un fuerte ataque contra Google por una supuesta estrategia "desdeñosa" que atenta contra los derechos de autor.

Es nada más y nada menos que **[Thomas Rubin](http://www.google.com/url?sa=t&ct=res&cd=1&url=http%3A%2F%2Fen.wikipedia.org%2Fwiki%2FRobert_Rubin&ei=Q7ftReE4hZqOAZD5_M4J&usg=__xVo_AAC78yVSjCnaWdcsU5i1tUE=&sig2=SlsRRkjpi1koU2iz3ARSIQ)** quien planea enviar una serie de comentario a la Asociación Americana de Editores donde alega que *la entrada de Google en nuevos mercados de medios de comunicación se ha producido a costa de editores de libros, vídeos y software*. [Rubin asegura](http://laflecha.net/canales/empresas/noticias/microsoft-arremete-contra-google-por-su-politica-de-copyright?from=rss):

> Las compañías que no crean contenidos propios y hacen dinero únicamente a partir de los contenidos de otras personas, están amasando miles de millones a través de ingresos por publicidad y OPVs (...) Google adopta la postura de que todo puede ser copiado libremente a menos que el propietario de los derechos advierta a Google y le pida que pare", agregó Rubin, añadiendo que Microsoft solicita el consentimiento del dueño del producto antes de reproducirlo.

A mi me gustaría preguntarle a Rubin cuantos de estos propietarios de derechos de autor que menciona lo contactaron para trabajar como su abogado defensor en contra del *maligno Google*. Si yo fuera un directivo de Microsoft exigiría a este señor que se ponga a hacer su trabajo y se deje de tonterías.