Si estabas un poco deprimido por tu diminuta oficina con un pequeño monitor LCD, deja de estarlo, tu mejor consuelo es ver la de Steve Ballmer, director de Microsoft:

Ahora, poniéndonos serios, me parece bastante bueno que haya un poco de austeridad en Ballmer, al menos en sus oficinas, algo de lo cual muchos directores de empresas no entienden y creen que es al revés, sentirse dioses en su escritorio.

Lo que sí me decepciona de Ballmer es que no use dos monitores, algo que Bill Gates siempre intenta impulsar, a favor de la productividad.

Keeping Track of Steve Ballmer (Vía Al Abordaje)