Dema2G2502 468X318

Dos tigres de sumatra y dos orangutanes recién nacidos, en todos los casos abandonados por sus respectivas madres se han convertido en amigos inseparables en un hospital para animales en Indonesia.

En condiciones normales estos tigres se comen a los orangutanes, es decir, son enemigos mortales.

(Vía Neatorama)