Un informe difundido ayer por el departamento de Asuntos Internos de Ecuador muestra que hubo trabajadores de la telefónica estatal Pacifictel cobrando entre 4,306 y 18,747 dólares por sobretiempos.

Esto no es nuevo, desde mi niñez recuerdo el uso de la palabra "pipones", Ecuador es un país donde la corrupción es literalmente causa de celebración, alegría y hasta orgullo. No hay vergüenza en contar cómo le pagaste 5 dólares a un policía para que no te multe, lo contrario, son historias recurrentes que se le "celebran" al que la cometió. Más de una vez en reuniones llegué a escuchar lo "inteligente" que fue el venderle X o Y cosa al estado al 500% de su valor. Que un empleado cobre 18,747 dólares en un mes por supuestos sobretiempos no me suena descabellado, me parece de lo más normal en mi país natal.

Lo que sí me llama la atención y me parece contraproducente es la acción tomada: dejar de reconocer por completo las horas extras trabajadas, dicen que los trabajadores de Pacifictel tienen que trabajar en función de eficiencia y si te quedas más tiempo, es tu problema.

Estoy de acuerdo en la parte de la eficiencia, es necesaria, obligatoria, básica para que una empresa así de grande camine bien, pero queda claro que puede llegar a ser imposible no tener que quedarte más tiempo, tener que resolver una emergencia o ir a trabajar un sábado porque no quedó de otra. Lamentablemente todos los empleados que estén en esta situación por causas reales verán que su trabajo no es remunerado.

Que Pacifictel haya pagado 3.71 millones de dólares extra unicamente en sobretiempos es culpa al final del día de los directivos que aprobaron pagar tanto dinero a "ciertos" empleados, el problema de fondo es ese y no los trabajadores que no tuvieron la culpa de que algunos hayan inflado estrepitosamente su cuenta bancaria sin mover un dedo.

Por ejemplo, entre 2003 y 2007 pasaron ocho presidentes ejecutivos en los que se hicieron 977 aumentos de sueldo, algunos otros directivos se aumentaron el sueldo en más del 1,000% -- me pregunto por qué Asuntos Internos no menciona esto en su informe o por qué Douglas Valarezo el responsable de dejar de reconocer horas extra trabajadas no tocó el tema, no busca perseguir a este tipo de directivos o tomar acción contra altos poderes en esta empresa estatal que hacen lo que les da la gana con sueldos y el dinero.

Participa en la conversación

6 Comentarios

Deja tu comentario

  1. yo pienso que en nuestro país debe haber una consentisacion intrínseca propia en cada uno de los ecuatorianos y simplemente si queremos un país diferente fuera de corrupción irregularidades he injusticias tenemos que cambiar la manera de pensar y de actuar para un cambio real preciso sin medias tintas solo así obtendremos una patria de superación.

  2. Eduardo, no se en que medio te desenvolvias con tu familia o amigos, pero soy ecuatoriano y ni para mi familia ni mis amigos es cosa de orgullo o felicidad la corrupción, deberias corregir tu post y decir: «para mis amigos y mi familia» o para «mis conocidos y parientes lejanos» o como tu quieras, pero no nos involucres a todos.

  3. Lo mas triste es que solo son denuncias publicitarias para dar imagen de que estan combatiendo. Nadie va preso, nadie es multado, ningun ex directivo va a la carcel. La cuerda se rompe por el lado mas fragil: despedir empleados.

  4. No todos pensamos en burlarnos del estado, siempre existen heroes anonimos que sueñan con una Patria justa, recuerda que las generalizaciones son malas para todos.