**Gary Marx**, del *Chicago Tribune*, **César González** de *El Universal* y **Steppens Gibbs** de la *BBC* fueron **notificados** de que su acreditación para ejercer funciones periodísticas no será renovada y deben de dejar de ejercer funciones a partir del 28 de febrero pero pueden quedarse en la isla hasta 90 días más.

Para El Universal esto es expulsión, así lo llaman en el [artículo en que cuentan el caso y explican lo que pasó](http://www.eluniversal.com.mx/primera/28492.html):

> "Para nosotros es una expulsión técnica", dijo Roberto Rock, vicepresidente y director general editorial de EL UNIVERSAL. "Es un atentado a la libertad de prensa", subrayó.

> Luego, en declaraciones a CNN en español, consideró que la medida parece ser un mensaje para inhibir las coberturas periodísticas. Es una señal que se manda a un medio de Estados Unidos, otro en Europa y otro en América Latina, dijo.

Pero [El Nuevo Herald explica que esto no es ninguna expulsión técnica](http://www.miami.com/mld/elnuevo/news/world/cuba/16761785.htm):

> Técnicamente los corresponsales no han sido expulsados, sino informados por las autoridades cubanas de que la acreditación necesaria para ejercer sus funciones no será renovada.

Las razones por las cuales decidieron no renovar la visa de periodista a estas personas es bastante controversial y en mi personal opiniión bastante ridícula, supuestamente lo hicieron porque "*su forma de enfocar la situación cubana no es la que más le conviene al gobierno cubano*"