Curioso, 390 mil británicos aseguran profesar la religión Jedi, pero de acuerdo al artículo en cuestión, tal vez se trate de una campaña que erroneamente aseguraba que si el suficiente número de persona escribían Jedi en dicho censo, la supuesta religión basada en las películas de Star Wars recibiría reconocimiento del gobierno.

No se logró que los Jedis existan en Gran Bretaña pero sí fue una gran demostración de la influencia de internet como un medio en ese país.

(Vía Menéame)