El pasado lunes Ana Rivera llevó a su hija de 13 años (que ya estaba suspendida) a la escuela para pelearse a golpes con otra compañera, la hija de Maribel Santiago que también fue ese día a la escuela por supuestas amenazas en días pasados.

En un momento un total de 4 niñas, dos madres y una profesora terminaron a golpes. Al final las estudiantes terminaron suspendidas por 10 días y las madres en la cárcel con fianza de 1,000 dólares. No estoy seguro si realmente hubo amenazas previas, si esto es un caso muy grave o simplemente madres sobreprotectoras de sus hijas pero a mi me hubiera encantado ver a las mamas de dos de mis compañeros cayéndose a golpes y claro ver como algun/a profesor/a entrara a la pelea también. Hubieran sido horas de risas y diversión.

(Vía Boing Boing)