**Virgin** y **Fnac**, dos empresas que están despertando del "*letargo tecnológico*" que representan las DRM en canciones de venta en internet y [planean quitar todas las protecciones con el objetivo de aumentar la venta en línea](http://www.elmundo.es/navegante/2007/01/18/tecnologia/1169116270.html). Por el lado de **Fnac** serán **150,000 canciones** y **200,000** por parte de **Virgin**.

Esta es una de las primeras señales (de muchas que vendrán) que demostrarán que cuando las compañías suponen de inicio que el consumidor es un ladrón, estos responderán negativamente y por lo tanto el éxito comercial no será tan grande como debería.

Ese es el gran problema de los **DRM** (o [Gestión de Derechos Digitales](http://es.wikipedia.org/wiki/Gesti%C3%B3n_de_derechos_digitales)) que se basan en las **restricciones** y en **forzar** al usuario a usar cierto tipo de aparatos o reproductores para escuchar música. Por ejemplo, al comprar una canción en el iTunes Store está podrá ser escuchada **unicamente** en iTunes, en un iPod o en un iPhone, no hay posibilidad (legal) de usar otro software o aparato.

La apuesta de Fnac y Virgin es por la **libertad** de que sus consumidores **elijan dónde y cómo** escuchar la música que adquieren.

(Vía [Barrapunto](http://barrapunto.com/article.pl?sid=07/01/18/1128205&from=rss))