Felipe González dice que ETA y su entorno no han tenido "visión" y han sido incapaces de aprovechar la oportunidad, "ETA probablemente, y el mundo que la rodea, han sido absolutamente incapaces de comprender que el proceso de paz era una de las últimas oportunidades sino la última oportunidad para abandonar definitivamente la violencia y abrir un espacio de convivencia política democrática".