Según un diplomático que participa en una de las delegaciones presidenciales cercanas a La Habana y asistente a la toma de posesión de Rafael Correa en Ecuador el problema de Fidel Castro no es cáncer como sospecha Washington, sino de cicatrización en la herida que le dejó la cirugía intestinal a la que fue sometido meses atrás.

Las últimas imágenes públicas de Fidel Castro son del pasado 28 de Octubre y la poca información que libera el gobierno cubano sólo causa más rumores.