Es curioso que mientras *cierto* sector de la prensa se la vive atacando a *ciertos* mandatarios de *cierta* tendencia, sobre todo por intolerantes, terminen mordiéndose la lengua con declaraciones como la de Evo Morales:

> Respetamos mucho y vamos a aguantar cualquier humillación y, aunque nunca nos han planteado acercamiento hasta ahora, no vamos a romper relaciones (...) tener unas relaciones que nos permitan llegar a algunos acuerdos

¿A qué viene esto? a que Fox dijo el año pasado en una entrevista que los bolivianos podían *comerse* su gas natural si no querían exportarlo a México, de hecho el ex-presidente mexicano le tomó tanto "odio" a Morales que ni si quiera fue a su toma de posesión (pero ojo, tampoco tenía obligación de hacerlo...).

Lo interesante (al menos en México) es que algunos "sectores" informativos, sociales y políticos siguen insistiendo que mandatarios como Evo Morales son unos intolerantes y poco abiertos, cuando muchas veces es lo contrario, no digo que el presidente boliviano sea de lo mejor, pero la mayoría se viven comiendo el cuento que le pintan los medios **sin cuestionarse por al menos 5 segundos** si la información que están recibiendo es real, o confiable.

[Asegura Evo que Fox lo humilló; descarta ruptura](http://www.eluniversal.com.mx/notas/401168.html) (El Universal)